Si corres y caminas la misma distancia, ¿quemas las mismas calorías? By Hana Medvesek

2018-11-27T09:49:18+00:00

Correr ayuda a quemar muchas calorías, así que el running suele ser un buen aliado si quieres bajar de peso. Pero, ¿qué pasa cuando sales a andar? ¿Puedes obtener resultados satisfactorios cuando caminas?

¿Podemos comparar estas dos actividades?

Sabemos que corriendo 15 minutos se queman más calorías que andando la misma cantidad de minutos. Sin embargo, ¿sucede lo mismo si nos fijamos en la distancia y no en el tiempo que tardamos en completar la actividad?

Es decir, ¿cuál sería la diferencia entre correr 1 km y andar 1 km en cuanto a calorías quemadas?

Caminar vs. correr
El running es una actividad mucho más intensa que salir a caminar, así que la quema de calorías por minuto es más alta. Sin embargo, andando se tarda más tiempo en recorrer la misma distancia.

Correr o caminar, he aquí la cuestión:

Correr 1 km = más (↑) calorías quemadas por minuto, menos (↓) minutos en activo
Caminar 1 km = menos (↓) calorías quemadas por minuto, más (↑) minutos en activo

¿Cómo se queman más calorías?

Hay muchos factores que influyen en la quema de calorías: la edad, el peso, la condición física, el ritmo, la superficie en la que se realiza la actividad… Pero, evidentemente si lo que comparas es la distancia, el factor que más influye es la velocidad.
La velocidad marca la diferencia
En teoría existe una velocidad en la que se puede quemar la misma cantidad de calorías (por minuto) corriendo y caminando:〜8 km/h.

No obstante, es una velocidad muy alta para andar que solo los expertos pueden mantener. Para la mayoría de nosotros, caminar “rápido” sería ir a una velocidad de unos 5-6 km por hora. Por otro lado, si corres a unos 8 km/h estarías corriendo bastante lento.

¿Y qué pasa cuando corremos y caminamos a velocidades diferentes?

Por supuesto, si vamos a caminar lento quemaremos menos calorías y si corremos rápido quemaremos más.

Este es el truco:

Una vez que alcanzas cierta velocidad al correr, quemar más calorías por minuto es bastante difícil. La mayor diferencia que se nota en la quema de calorías es cuando comparas 1 km caminando lento con 1 km corriendo rápido.

¿Por qué hay tan poca diferencia entre correr rápido y correr a una velocidad moderada?

Podemos andar muy lento, pero no podemos correr extremadamente rápido: existen ciertos límites. El incremento de velocidad que se da entre caminar lento y correr rápido puede ser de 50-100%. Pero cuanto más corremos, más nos acercamos a nuestro límite. Aumentar poco a poco la velocidad requiere mucho esfuerzo pero no ayuda mucho a incrementar la quema de calorías.

¿Quieres saber cuántas calorías quemas?

Hemos preparado una herramienta para que calcules más o menos cuántas calorías quemas al caminar y al correr. Los cálculos se hacen por 1 km y por 1 hora.

Calorías quemadas al correr vs. al caminar
*Esta herramienta se basa en equivalentes metabólicos para actividades físicas del Compendio de Actividades Físicas. Ten en cuenta que los cálculos son generales y pueden variar para las calorías quemadas y el efecto postcombustión.

Si quieres bajar de peso, ¿es mejor correr o caminar?
Beneficios del running para perder peso
Los estudios muestran que si corremos y caminamos una misma distancia, la quema de calorías es aproximadamente 〜30% mayor con el running.
Si corres a alta intesidad, puedes beneficiarte de una quema extra de calorías gracias al efecto postcombustión.
Es una buena opción si lo que buscas es quemar más calorías en menos tiempo.

Pero si el running no es tu actividad favorita, no pasa nada: caminar tiene muchísimos beneficios y también ayuda a bajar de peso.

Beneficios de caminar para perder peso
Dado que la intensidad del ejercicio es baja, el porcentaje de calorías que se quema de grasa es más alto.
Los paseos de una hora suelen ser relajantes y puedes quemar incluso más de 200 calorías.
Se siente menos tensión en los músculos y las articulaciones.
Puedes aumentar la cantidad de pasos que das al día sin tener que fijar una hora concreta para “entrenar”.

El running ayuda a quemar más calorías, pero caminar también es una buena opción para cumplir objetivos de peso: si se reduce la ingesta de calorías, se puede perder peso tanto caminando como corriendo, ya que ambas actividades ayudan a quemar una cantidad adicional de calorías.

Lo que realmente estimula una pérdida de peso es adoptar cambios en la nutrición. Si optas por alimentos saludables, te preparas la comida en casa y registras tus ingestas, lograrás bajar de peso con cualquiera de las dos actividades.

Resumen
Correr ayuda a quemar más calorías por minuto que salir a andar, pero es más difícil mantener una alta intensidad durante mucho tiempo.
Hay una diferencia de un 〜30% en la quema de calorías si se corre una misma distancia a una intensidad baja o a una intensidad moderada. Aumentar la velocidad al correr no causará un incremento significativo en la quema de calorías.
Caminar y correr te ayudan a perder peso si adaptas tus hábitos alimenticios a los objetivos que quieres alcanzar.
No es posible quemar una cantidad idéntica de calorías corriendo y caminando la misma distancia, a menos que no se haga a la misma velocidad (cosa bastante improbable).

Sal a correr, vete a pasear o intercala ambas actividades, ¡pero sobre todo haz lo que más te guste!